Expulsada una estudiante por movilizarse. Entrevista a Luz Santa Catalina, afiliada al Sindicato de Estudiantes

Expulsada una estudiante por movilizarse. Entrevista a Luz Santa Catalina, afiliada al Sindicato de Estudiantes

El Militante.- Los estudiantes del  IES Menéndez Pidal os encontráis actualmente en lucha para que te retiren la sanción de expulsión del instituto, sin embargo, el conflicto tiene su origen en otro tipo de demandas. ¿Cómo empezó todo?
Luz.-
Los estudiantes estábamos cansados del ambiente de represión que había en el instituto; no nos dejan salir del instituto, ni ir al baño en los recreos, etc. A esto se une  la falta de material y el mal estado de las instalaciones, mientras que  este año se gastaron un dineral en poner cámaras y puertas de seguridad. Primero hicimos una asamblea y  decidimos tener una reunión con la dirección para pedir soluciones pero no nos hicieron ni caso, así que decidimos hacer una sentada en el patio. Fue todo un éxito, pero la dirección  reaccionó  poniéndome una sanción de expulsión de cinco días por "alterar el normal funcionamiento del centro" y por insultar a miembros del equipo directivo, algo totalmente falso. Cuando me notificaron la expulsión a nadie le gustó,  todo el mundo sabía que se trataba de un "castigo" por las protestas que hacíamos. Seguimos con las movilizaciones, hemos recurrido la sanción y vamos a llevar a juicio a la dirección del centro.
EM.- La sanción supone la primera aplicación del nuevo decreto de derechos y deberes de Asturias. ¿Qué es lo que pensáis de este decreto?
Luz.-
Está claro que lo han hecho para que los estudiantes no nos podamos movilizar, y el mío es un buen ejemplo. Boicotea el derecho a huelga y dice que los estudiantes sólo nos podremos movilizar por cuestiones "estrictamente educativas", así que movilizaciones como las que se hicieron contra la guerra serían ilegales y objeto de sanción. Es decir, que los jóvenes podemos ser explotados en trabajos basura o jugarnos la vida en trabajos arriesgados pero no podemos opinar sobre las cosas que nos afectan. Lo que pretenden es aislar a los jóvenes de nuestra clase social, la clase obrera. Con este decreto el día de mañana si los estudiantes queremos movilizarnos contra el cierre de cualquier empresa  nos lo van a querer impedir y eso debilitará las luchas. Utilizan la excusa del acoso escolar para aplicarnos estas medidas pero la realidad es que los estudiantes quedamos totalmente indefensos frente a las direcciones más reaccionarias. Nosotros no vamos a los institutos a montar follones o a acosarnos los unos a los otros, sino a estudiar para labrarnos un futuro, pero tenemos derecho a opinar y a protestar. Quieren tenernos en clase como robots, sin opiniones ni actitudes críticas. El sistema capitalista está montado de tal manera que te empiezan a educar así desde pequeño para que cuando salgas al mercado laboral ya estés acostumbrado y no protestes en el trabajo, porque eso no conviene a quienes dirigen la sociedad, los grandes capitalistas.
EM.- En los últimos meses estamos viendo como se aplican duras medidas represivas a trabajadores. ¿Crees  que existe algún tipo de relación entre la represión al movimiento obrero y lo que está sucediendo en los institutos?
Luz.-
Sí, es lo mismo, en ambos casos se trata de reprimir movimientos que defienden los intereses de las familias obreras, sea en las fábricas o en los institutos. La ley favorece al que la hace: ni nosotros hemos podido participar en la elaboración de este decreto, que se saca con la excusa de combatir el acoso y el fracaso escolar pero que sirve para reprimirnos, ni los trabajadores han podido participar en la elaboración de las leyes que se sacan con la excusa del terrorismo pero que luego se aplican a la clase obrera para penalizar las luchas. Vemos cómo buscan cabezas de turco: no se les ocurre expulsar a las doscientas personas que participaron conmigo en las movilizaciones, me expulsan a mí para dar ejemplo a todos los demás. Sin embargo, son ataques a todo el movimiento y la gente lo ha entendido así y por eso ha habido una  buena respuesta.
EM.- Son varias las comunidades autónomas que están modificando las cartas de derechos y deberes de los estudiantes, por ejemplo Madrid o Euskadi, qué les dirías a los jóvenes que se vean en situaciones parecidas a la tuya.
Luz.-
Lo más importante es la organización. Yo estoy organizada políticamente en la Corriente Marxista Internacional El Militante, y además estoy en el Sindicato de Estudiantes. Creo que si no hubiese estado organizada no hubiera sabido qué hacer. Como decía Marx: "la clase obrera sin organización no es más que carne para la explotación capitalista". La única salida es la organización consciente de los jóvenes y los trabajadores para luchar día a día por mejoras con el objetivo de transformar la sociedad y acabar con el sistema capitalista. Para los trabajadores es igual, uno solo no hace nada, te comen vivo, hay que organizarse, informar a la gente, unirla, contrarrestar las mentiras, etc.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas