¡Absolución y libertad para Valérie!

“Un infierno cotidiano”. Con estas palabras ha definido Valérie Bacot su vida desde los 12 años. A partir de esa edad, su padrastro (Daniel Paulette) la violaba cada noche. En 1995, cuando ella tenía 15 años y tras la denuncia de un familiar, el agresor fue condenado a cuatro años de cárcel. Cuando salió de prisión, continuó violándola en su casa como si nada hubiera pasado.

Este criminal, casi 30 años mayor que ella, la dejó embarazada a los 17 años y su madre la echó de casa. Sin recursos, ni medios, asustada y sola, y para “evitar un escándalo”, se vio obligada a casarse con él. Los 18 años que duró el matrimonio, la humillaba, la agredía, la violaba y la prostituía.

Como consecuencia de las constantes violaciones, tuvieron cuatro hijos, a los que este repugnante maltratador utilizaba para seguir torturando a Valérie. Cada vez que quería que ella le obedeciese o hiciese algo en contra su voluntad, amenazaba a los niños con una pistola. A pesar de que intentaron ir a la policía, de los antecedentes del agresor, y de que su dramática situación era un secreto a voces, ni la policía, ni jueces ni fiscales hicieron nada.

En 2016, completamente desesperada y ante el terror de proteger a sus hijos, Valérie asesinó a su maltratador. La Policía la detuvo en 2017 y tras pasar un año en prisión preventiva, ahora se encuentra en libertad condicional pendiente de juicio, que comenzará el 21 de junio, donde se enfrenta a la petición de cadena perpetua por parte de la Fiscalía.

La tortura y la violencia machista e institucional que ha sufrido Valérie ha conmocionado a toda Francia. Una mujer que desde niña ha sufrido la violencia más extrema, obligada a casarse y convivir con su maltratador incluso después que este hubiera pasado por la cárcel por haberla violado, amenazada de muerte durante más de 20 años… ahora se enfrenta a perder su libertad por salvar su vida y la de sus hijos. Todo esto tras haber sido abandonada por el mismo sistema que ahora quiere juzgarla. Una vez más, la justicia patriarcal persigue a la víctima.

El Comité de Apoyo a Valérie Bacot ha iniciado una petición para que sea absuelta y quede en libertad que ya suma cerca de 500.000 firmas. También se están convocando movilizaciones coincidiendo con los días del juicio para impedir el encarcelamiento de Valérie y exigiendo el fin de la violencia contra las mujeres.

Desde Libres y Combativas enviamos todo nuestro apoyo a Valérie y al movimiento feminista en Francia. Os mandamos nuestra solidaridad, nuestra fuerza y nos sumamos a vuestro grito: Liberté pour Valérie Bacot!