Cinco años después, la represión sobre los mineros que protagonizaron las movilizaciones del año 1998 contra la reconversión de HUNOSA aún continua. Este mes se ha dictado una nueva sentencia, por falso testimonio, que condena a ocho mineros más a unCinco años después, la represión sobre los mineros que protagonizaron las movilizaciones del año 1998 contra la reconversión de HUNOSA aún continua. Este mes se ha dictado una nueva sentencia, por falso testimonio, que condena a ocho mineros más a un año de cárcel, y una multa de 720 euros.

Se da la circunstancia de que los ocho mineros fueron imputados tras acudir de testigos a un juicio donde se acusaba de los mismos cargos a otros dos trabajadores, que también fueron condenados. Estos, a su vez, habían declarado contra un conductor que arrolló con su vehículo a un trabajador (Lorenzo Gallardo), cuando éste participaba en un corte de tráfico en la autovía.

La sentencia se basa en las declaraciones de la Guardia Civil, que mantiene que en el momento del atropello no se había colocado ninguna barricada. Frente a esto, están las declaraciones de estos diez trabajadores, que afirman lo contrario.

Lorenzo Gallardo murió tras el atropello, y su entierro, con más de 20.000 personas, fue una de las mayores manifestaciones de duelo que se recordaban en Asturias. Aquellas movilizaciones se saldaron con esta muerte y decenas de heridos a causa de la represión policial, algunos de ellos con lesiones permanentes (como un estudiante de secundaria, que perdió un ojo a causa de una pelota de goma).

Esta nueva sentencia supone un nuevo golpe a quienes protagonizaron aquellas protestas, y a los trabajadores en general. CCOO ya ha anunciado su decisión de recurrir la sentencia. Pero, como dijimos con motivo del juicio anterior, tanto la dirección de CCOO como la de UGT, debían haber ido mucho más allá, convocando, al menos, una gran manifestación para protestar contra estas sentencias y arropar a estos compañeros como se merecen, y a la vez denunciar el acoso a que están sometidos los trabajadores, por el mero hecho de luchar por sus puestos de trabajo.

banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas