El pasado 8 de mayo el Sindicato de Estudiantes de Guadalajara convocó un paro de media jornada y una manifestación en protesta por los expedientes abiertos a seis estudiantes que podrían acarrear hasta una multa de 6.000 euros por unas supuestas pinEl pasado 8 de mayo el Sindicato de Estudiantes de Guadalajara convocó un paro de media jornada y una manifestación en protesta por los expedientes abiertos a seis estudiantes que podrían acarrear hasta una multa de 6.000 euros por unas supuestas pintadas y lanzamiento de huevos contra la sede del PP, así como por participar en las manifestaciones contra la guerra.

Los objetivos de esta jornada de lucha contra la represión del PP y en defensa de los derechos democráticos quedaron plenamente cubiertos: dar la máxima publicidad al tema y presionar a la subdelegación del gobierno. El día 6 hicimos una rueda de prensa que tuvo un amplia repercusión en los medios de comunicación, tanto locales como regionales, anunciando la jornada de lucha del día 8. En la rueda de prensa estuvieron Miriam Municio, secretaria general del Sindicato de Estudiante, y Carlos Rodríguez, expedientado por la subdelegación del gobierno y candidato de IU. En ella denunciamos que el PP está reprimiendo al SE no tan sólo en Guadalajara, sino también en Salamanca y Asturias.

Denunciamos también la falsedad de las acusaciones de que en Guadalajara nos hace el PP, intentando criminalizar y amedrentar a la juventud que ha luchado contra la guerra y la política del gobierno; como dijimos en la rueda de prensa “nuestro único crimen ha sido protestar y manifestarnos contra la masacre en Iraq”.

En la misma rueda de prensa los compañeros José Bielsa y Juan Manuel Morales, Brigadistas en Iraq, presentaron el informe de la Brigada de españoles en Iraq, donde mostraban pruebas irrefutables de más de 200 ataques premeditados por parte del ejército norteamericano a objetivos civiles durante el conflicto. Al mismo tiempo entregaron a la prensa cerca de 140 fotografías que realizaron en los hospitales de Bagdad mostrando los horrores de los bombardeos. Todo el mundo pudo ver quienes deberían estar sancionados y en la cárcel ahora mismo: los dirigentes del PP por instigar y apoyar una carnicería y no nosotros por, en teoría, tirar unos huevos o hacer unas pintadas, que para mas inri, no hicimos los inculpados.

En apenas tres días preparamos la movilización repartiendo 3.500 hojas en los siete institutos de Guadalajara, pegamos cerca de 300 carteles y tuvimos tres reuniones: en los centros José Luis Sampedro, Buero Vallejo y Brianda de Mendoza, recogiendo numerosas firmas. En el IES Luis de Lucena, de donde son tres de los inculpados, ante la negativa de la dirección a hacer una asamblea en hora lectiva para tratar el asunto de las sanciones, convocamos un paro de una hora para hacer la asamblea donde asistieron más de 200 estudiantes. Hicimos una colecta para financiar la lucha y sacamos 17 euros.

Pese a que los bachilleratos acababan la evaluación esa semana y muchos de la ESO hacían actividades extraescolares, pudimos agrupar en la manifestación a cerca de cincuenta estudiantes frente a la Subdelegación del Gobierno. Al final de la misma los expedientados entregamos 500 firmas en apoyo a la anulación de los expedientes al subdelegado del gobierno. Hay que decir que estuvieron intimidándonos, había casi más Guardia Civil y policía que estudiantes, estuvieron haciendo fotos a todo el mundo, y a un compañero, un policía secreta le pidió la documentación a varios cientos de metros de donde se celebró la manifestación y después de que hubiera concluido.

Tenemos que agradecer toda la campaña de faxes y firmas de solidaridad que durante estos días han realizado numerosos Comités de Empresa (ECO, Progalsa, CAMF, etc), así como de numerosos sindicatos de rama, tanto de CCOO como de UGT, y el apoyo directo de STEs y de las Juventudes Socialistas.

La campaña continúa

La semana pasada entregamos las alegaciones al instructor de los expedientes. Ahora tiene un plazo de 6 meses para o bien anular los expedientes o bien para imponernos una multa. Por ello todavía continuamos con la campaña de faxes y firmas por la anulación de todos los expedientes.

Las conclusiones de esta lucha, de la que hemos vivido el primer acto, es que es más necesario que nunca organizar todavía mejor el Sindicato de Estudiantes en Guadalajara. Necesitamos tener secciones sindicales en todos los centros y aumentar la afiliación. Sólo organizándonos mejor podremos hacer frente a los ataques de la derecha, tanto a nuestros derechos democráticos como a la educación pública. Para ello es más necesario que nunca que el Sindicato de Estudiantes se fortalezca aún más como la organización de izquierdas, anticapitalista, y de lucha que necesitamos los jóvenes de Guadalajara.

Jesús R.

Ejecutiva provincial del SE

de Guadalajara

banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas