CCOO · Avilés

Tomando como ejemplo y referente la lucha de Síntel, los trabajadores de CECAPSA, Unión Temporal de Empresas que lleva la contratación de ambulancias en Asturias, han decidido plantar su campamento en pleno corazón de Oviedo. Su reivindicación: que se cumpla el convenio y el rechazo a doce despidos, este último acontecimiento fue la gota que colmó el vaso tras cuatro años de lucha.

El conflicto comenzó en el año 99, cuando los trabajadores reivindicaron el salario por convenio, regulación de jornadas y descansos, dotación de coches... Según nos cuenta Miguel, uno de los delegados sindicales, "esto parecía África". Fueron necesarias cuatro huelgas, la última en julio de 2000 que duró nada más y nada menos que 45 días, para conseguir un acuerdo con delegación de Gobierno, el Insalud y la patronal. Pero como es habitual el acuerdo se incumplió reiteradamente. Tras dos días de huelga, la empresa firmó una nueva concesión con la Admistración por 135 millones de pesetas, dinero suficiente para cumplir las demandas de los trabajadores, pero hasta hoy siguen sin cumplirse. La Administración regional es conocedora de esta situación y no ha hecho nada al respecto, por lo que muchos trabajadores se preguntan qué relación les une a la empresa.

A lo largo del conflicto la patronal intentó todo tipo de artimañas para desmovilizarlos, trasladó trabajadores de una empresa a otra, pero está maniobra fue respondida y los trabajadores consiguieron una sentencia a su favor haciendo retroceder a la empresa. Ahora determina el despido de doce de ellos.

No es la primera acción de protesta pública que realizan, ya han pasado por varios encierros en diferentes instituciones públicas: Consejería de Trabajo, el Insalud y la última en la Consejería de Sanidad. Cuando escribimos este artículo llevan 40 días acampados. En todo este proceso los dirigentes de UGT se han desmarcado, hasta el punto que hoy en el campamento de la dignidad, como ellos mismos lo llaman, sólo encontramos pancartas de CCOO, la dirección de UGT no está por la labor de lanzarse a un conflicto que le enfrente abiertamente con el gobierno regional del PSOE.

Los trabajadores de otras zonas están en condiciones aún peores, por eso sería fundamental que UGT, con un 90% de representación sindical en la empresa, diera un cambio radical a la lucha, extendiendo la misma al resto de zonas de la región para aumentar la presión sobre la empresa y el gobierno regional; creemos sinceramente que los compañeros acampados tendrían que hacer un llamamiento a las bases de UGT para que hicieran girar a su dirección y les obligaran a entrar en la lucha. En esta línea de intentar extender el conflicto y recibir más apoyos convocaron el pasado 21 de marzo una manifestación en la que más de 500 personas recorrimos las calles de Oviedo apoyando su lucha.

Han recibido multitud de muestras de solidaridad de diferentes colectivos, incluso han tenido la visita de compañeros de Síntel, desde estas líneas queremos infundirles ánimo y apoyo para continuar la lucha.

Apoya la Caja de Resistencia

Haz tu aportación en la c/c:

2048 – 0090 – 87 – 0340023946

de Caja Astur a nombre de

"Solidaridad Trabajadores Ambulancias".


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas