El pasado sábado 19 de abril David Bernardo, miembro del Comité de Empresa por CCOO en el Hotel Puente Romano de Marbella, fue agredido brutalmente por Manolo Rodríguez y amenazado de muerte por Manuel Tomillero, superiores suyos en el trabajo, despuEl pasado sábado 19 de abril David Bernardo, miembro del Comité de Empresa por CCOO en el Hotel Puente Romano de Marbella, fue agredido brutalmente por Manolo Rodríguez y amenazado de muerte por Manuel Tomillero, superiores suyos en el trabajo, después de ser encerrado en un cuarto del trabajo y de recibir insultos del estilo: “abandona tus ideas comunistas, hijo de puta” o “deja de hacer sindicalismo y mira por la empresa”. Se da la circunstancia escandalosa de que Manolo Rodríguez, destacado vocero de la política de la empresa en el hotel, es afiliado a CCOO.

En última instancia, esta situación se da fruto de las condiciones de trabajo a la que estamos sometidos. La empresa tuvo en el pasado ejercicio beneficios impresionantes que, lejos de invertir en mejorar las condiciones de trabajo y la calidad del servicio, se van no se sabe dónde. Este año, que se presenta más complicado por la crisis económica que se da en Europa y la caída del turismo (sobre todo en Alemania), la empresa pretende obtener los mismos beneficios que el año pasado ¿Cómo? Contratando el mínimo personal necesario. Así, tenemos situaciones como las que hemos vivido el último fin de semana de Semana Santa, cuando la empresa batió el récord de recaudación con una plantilla claramente insuficiente.

A los trabajadores del Hotel Puente Romano sí nos importan nuestros puestos de trabajo. Por eso llevamos demandando reivindicaciones totalmente razonables que mejoren nuestras condiciones de trabajo, que ahora mismo son peores que en otros hoteles de la costa, y una mejora de las inversiones y contrataciones que potencien la calidad del servicio.

Voceros de la empresa

El hecho de que desde hace casi un año un amplio sector de trabajadores hayamos exigido a los miembros del antiguo Comité que dejen de actuar como voceros de la empresa y escuchen las aspiraciones de la plantilla, ha provocado la reacción histérica de estos últimos. Estos elementos pro-empresa pretenden congraciarse con ésta y atacarnos a todos los trabajadores que demandamos cualquier reivindicación.

Es en este contexto cuando se producen las agresiones. El objetivo es claro: David es uno de los compañeros que más se ha destacado en la defensa de los derechos de los trabajadores. Ha sido sometido a todo tipo de presiones en el trabajo por parte de los elementos pro-empresa. Ahora se le ha agredido y humillado con el fin de que sirva de escarmiento frente al resto. El mensaje que se quiere dar a entender es evidente, “si esto le ha pasado a David, que es del Comité, ¿qué no le puede pasar a otros?”.

Frente a todo esto, el posicionamiento de los trabajadores tiene que ser claro: hace falta la unidad absoluta de toda la plantilla para defender todos nuestros derechos, incluidos los de expresión y los sindicales. Los elementos que han creído poder aterrorizar al compañero o a la plantilla han dado en hueso. Los trabajadores en el hotel estamos escandalizados e indignados. Próximamente va a haber una asamblea donde se decidirá una contraofensiva contra estos elementos pro-empresa que pretenden aterrorizarnos.

Ante esto es necesario reaccionar rápidamente. El Puente Romano es el hotel más grande de la Costa del Sol y cualquier retroceso en los derechos sindicales aquí tendrá repercusiones claramente negativas. Pedimos el envío inmediato de faxes de protesta a la empresa y a CCOO-Comercio y Hostelería de Málaga para que lancen una campaña de apoyo frente a esta agresión salvaje.

Fax a la empresa: 95 277 57 66

A/at. Catalina Bernal,

Jefa Recursos Humanos

Hemos tenido conocimiento de la brutal agresión sufrida por David Bernardo. Esto supone una agresión contra el conjunto del movimiento sindical del país. Desgraciadamente, esto se suma a una campaña de hostigamiento contra compañeros de CCOO en el hotel que se viene produciendo desde hace meses. Por todo ello, exigimos a la dirección del hotel Puente Romano:

1. Sancionar a los dos agresores, Manuel Tomillero y y Manuel Rodríguez,

2. Para dejar claro que la dirección del hotel condena tajantemente estos hechos y ampara la libertad de expresión y la libertad sindical.

3. Facilitar el trabajo sindical del compañero David Bernardo y del resto de trabajadores sindicados.

Fax al secretario general de la Federación de Comercio y Hostelería de Málaga: 95 221 58 40

Hemos tenido conocimiento de la brutal agresión física y las amenazas de muerte sufridas por David Bernardo, miembro del Comité de Empresa del hotel Puente Romano por CCOO. Esto supone una agresión contra el conjunto del movimiento sindical del país. Desgraciadamente, esto se suma a una campaña de hostigamiento contra compañeros de CCOO en el hotel que se viene produciendo desde hace meses. En este tipo de acciones contra compañeros que están defendiendo intransigentemente los derechos de los trabajadores, han participado elementos como Manolo Rodríguez, afiliado a CCOO que se ha destacado por ser un vocero de la empresa.

Ante hechos tan gravísimos, la imagen del sindicato como defensor de los derechos de los trabajadores y de la libertades sindicales no puede quedar comprometida. Pedimos que CCOO de Málaga expulse inmediatamente a Manuel Rodríguez y promueva las acciones necesarias para apartar de la plantilla a los elementos comprometidos en estas agresiones. Además, es necesaria la celebración de una Asamblea de los trabajadores para expresar la solidaridad con el compañero David, explicar todas las medidas adoptadas por el sindicato y fortalecer la unidad de los afiliados frente a estas prácticas antisindicales.

banner

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas