Los trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana (que incluye Canal 9, Punt 2 y Ràdio Autonòmica Valenciana) llevan 2 meses y medio en lucha. Como informamos en el anterior número, el PP pretende privatizar Canal 9 y la radio pública justo antes de lasLos trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana (que incluye Canal 9, Punt 2 y Ràdio Autonòmica Valenciana) llevan 2 meses y medio en lucha. Como informamos en el anterior número, el PP pretende privatizar Canal 9 y la radio pública justo antes de las elecciones autonómicas, no vaya a ser que después se quede sin Generalitat. Los trabajadores llevan desde el 6 de noviembre concentrándose todos los días laborables en el centro de producción de Burjassot.

Por supuesto, el PP no va a prescindir de la formidable arma de propaganda y desinformación en que ha convertido, en especial, Canal 9. Se trata de hacer otro gran negocio para los empresarios, clase a la que representa, y seguir controlando el contenido de los medios de comunicación predominantes. De hecho, una de las ofertas de compra más viables es la de Localia, plataforma que aúna al ex directivo de Televisió Valenciana (y ex jefe del Gabinete de Prensa de Zaplana) Carrascosa, con la televisión local reaccionaria Valencia Te Ve y con el (autodenominado progresista) Grupo Prisa. Con esta y otras ofertas, el PP continuará manipulando la información y ofreciéndonos televisión-basura.

La lucha de los trabajadores de RTVV no existe, si nos creemos la información de Canal 9. La dirección de TVV ha dado órdenes estrictas de no hacer ninguna referencia ¡ni siquiera al proceso de privatización! La excusa la dio el subdirector de la televisión: son “asuntos internos” (!). A la vez, la empresa continúa presionando a los trabajadores, hasta tal punto que los medios de comunicación tienen problemas para acceder a las concentraciones diarias (que se producen dentro del centro). Precisamente en diciembre una sentencia judicial obligó a la dirección a readmitir a una periodista en prácticas despedida por ir a la huelga el 20-J.

El 17 de diciembre tuvo lugar una reunión para formar la Plataforma Cívica en Defensa d’uns Mitjans Audiovisuals Públics. A la reunión asistieron 300 personas, entre ellos representantes de PSOE, Esquerra Unida, UGT y CCOO, el Sindicato de Estudiantes, la Federació d’Associacions de Veïns de València, y así hasta 30 asociaciones. Correctamente, el Comité de Empresa ha buscado dar la máxima publicidad a su lucha y el apoyo del máximo de colectivos e intelectuales, tanto a nivel del País Valencià como del resto del Estado. Esta plataforma va a organizar actos de apoyo a la lucha en diferentes localidades, y en ese sentido el SE realizará varios actos en centros de estudio.

Extender la lucha contra la privatización

Tal y como se denunció en esa reunión, la derecha está desmantelando los medios de comunicación públicos, Canal 9 no es una excepción, RTVE y la Agencia Efe, entre otros, también están en la lista. Por otra parte, la política privatizadora de la derecha (y no sólo del PP, CiU acaba de anunciar la privatización parcial ¡de los ambulatorios!) afecta a toda la clase trabajadora, y no sólo a los trabajadores de las empresas privatizadas, sino también a los que con el sudor de nuestra frente y del de nuestros padres nos hemos ganado el derecho a una educación, sanidad, medios de comunicación, atención social... públicos, gratuitos y de calidad. Y éste es el punto débil de la Generalitat, que hay que explotar. Hay que ir más allá de los actos para pedir solidaridad con RTVV.

En primer lugar, es necesario que el conjunto de la población sepa de la lucha y las razones de los trabajadores, y lo más efectivo para esto es una huelga de 24 horas que paralice la emisión de radio y televisión. No hay censura que valga ante una medida así, que además permitiría demostrar implacablemente la unidad de la plantilla en la lucha. En segundo lugar, hay que llamar a una movilización general, empezando por una manifestación masiva, exigiendo la defensa de todos los puestos de trabajo públicos, el cese de todos los planes de privatización de la Generalitat, el aumento de las inversiones en educación, sanidad, servicios sociales y RTVV (bajo el control de los trabajadores, para evitar el despilfarro de los directivos), y unas condiciones de trabajo dignas para funcionarios y empleados. UGT y CCOO, a nivel de todo el País Valencià, y PSOE y EU, deben implicarse a fondo en esa movilización, a la que ya se ha ofrecido el SE. Ambiente existe, como demuestran las últimas movilizaciones de estudiantes, profesores y padres contra la Ley del Castillo (el 29 de octubre y el 21 de noviembre), de trabajadores de la Generalitat (en lucha por un convenio colectivo superior al firmado por UGT y CCOO para la Administración del Estado), de empleados de la sanidad, de trabajadores de la justicia... La solidaridad de los trabajadores de medios de comunicación de todo el Estado habría que concretarla, también, con una jornada de lucha (asambleas y concentraciones) de los medios públicos (RTVE, televisiones autonómicas, Efe), el mismo día de la manifestación en Valencia. 30 trabajadores del centro de TVE en el País Valencià se sumaron a una de las concentraciones diarias, lo que es un primer paso importante. Con un plan de lucha claro y contundente, y a pocos meses de las elecciones autonómicas, no está nada descartado que la Generalitat tuviera que dar marcha atrás en sus planes.

Apoya la lucha enviando mensajes de solidaridad a:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(copia a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Visita su página web: www.rtvvpublica.info

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas