Desde finales del mes de octubre se está desarrollando una huelga en el transporte de Castellón. Una huelga general que está siendo realizada por casi la totalidad de los trabajadores del sector.

La reivindicación fundamental por parte del colectivo de trabajadores es la equiparación salarial con los chóferes de Valencia. Así, tanto CCOO como la UGT afirman que el salario base de los conductores de Castellón es de 698 euros mientras que los compañeros de Valencia vienen a cobrar unos 895 euros. Pero al mismo tiempo reivindican la equiparación de las jornadas de trabajo entre las fijadas anualmente y las que se realizan en realidad. Ya que los trabajadores realizan más de 280 jornadas.

La patronal ha rechazado de plano tales reivindicaciones. Así, la primera propuesta de la patronal del sector fue la de ofrecer una subida del 4% con garantía de un 0’5% sobre el IPC. En una segunda propuesta ofrecían ya una subida lineal de 39 euros y un alza de la misma cuantía para el 2003.

A pesar de que los representantes sindicales continúan negociando, los trabajadores en Asamblea han aprobado mayoritariamente un calendario de huelgas: 15, 22, 29 de noviembre y 2, 3, 4, 5 de diciembre.

El 15 de noviembre se produjo la última oferta por parte de la patronal que supone una subida del 4’5% sobre todos los conceptos en el 2002 y un 2% en el 2003 y el IPC en el 2004.

Los representantes de CCOO y de la UGT consideran esta última oferta “como una tomadura de pelo” ya que esconde un aumento del 25% de las horas extraordinarias en tres años.

A pesar de la cerrazón de la patronal algo hay de positivo en esta lucha: el mantenimiento de la unidad de acción y la unidad de los trabajadores. Un buen camino a seguir.

banneringles

banner

banner

banner

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas